VUELVE LA CALDERINA, VERSIÓN ESCALDÀRIUM. Por Albert Barrachina y Albert Tintó

ESCALDÀRIUM

Los que sigan habitualmente nuestras actividades ya saben que en Art Cervesers hemos tenido siempre una especial predisposición para emplear en nuestras recetas ingredientes de proximidad. Siguiendo esta idea de arraigo en el territorio, en 2011 nos marcamos como objetivo hacer una cerveza donde el ingrediente más mayoritario fuera también local y decidimos incorporar un agua singular de nuestra comarca: el agua termal de Caldes de Montbui. Este fue un proyecto que, en su momento, se llevó a cabo con la colaboración del Ayuntamiento de Caldes de Montbui.

 

El agua termal es especialmente beneficiosa para tratamientos de la piel, pero por su composición química, es el agua que según los cánones cerveceros más ortodoxos, nunca se debería utilizar para hacer cerveza: tiene mucho más Carbonato de Calcio de lo que convendría, contiene tantos Sulfuros que incluso huele a huevos podridos y sobre todo tiene una concentración tan alta de Cloruros i de Sodio que cuando la probamos tiene un gusto salado muy evidente. Por lo tanto, era un reto técnico de altos vuelos incluirla en una receta de cerveza.

 

Por lo pronto, y después de hacer una primera prueba, nos dimos cuenta que era simplemente imposible hacer cerveza con un 100% de este agua termal. El resultado era como hacer un trago de agua de mar; una vivencia nada recomendable si lo que pretendemos es disfrutar de una cerveza y pasar la sed. Por lo tanto, era necesario reducir la cantidad de este agua en la receta, de manera que su presencia le diera una mineralización propia y característica pero sin resultar desagradable.

 

Después de varias pruebas preliminares, conseguimos integrar un 33% de agua termal en la receta. También nos decantamos por una combinación de diferentes maltas con diferentes niveles de tostado y color, ya que permitían integrar mejor las características más incómodas del agua. Otro aspecto que cumplía con una función similar fue el uso de malta ahumada. Al final pues, creamos una cerveza de color ámbar, con aroma sutilmente ahumado, y con un tercio de agua termal de Caldes. Todo ellas, unas características que, al margen de los aspectos técnicos, querían recordar sensorialmente aspectos magmáticos o volcánicos habitualmente relacionados con las aguas termales. Esta cerveza, La Calderina, se fabricó con continuidad durante 2 años.

 

Este año, Art Cervesers celebramos los 10 años de la salida al mercado de nuestra primera cerveza y, para conmemorarlo, hemos establecido una serie de colaboraciones con otras Cerveceras y también hemos querido relacionar este aniversario con eventos culturales del propio territorio y con la reedición de antiguas cervezas propias. Por este motivo hemos decidido recuperar y reinventar la receta de la Calderina, para hacer una versión más veraniega que se servirá durante la fiesta del Escaldàrium que se celebrará este próximo sábado 13 de julio en Caldes de Montbui.

 

Esta fiesta se fundamenta en un baile de Diablos creado en 1992 por un grupo de jóvenes de Caldes de Montbui y que condujo, en 1995, a la creación de la Fiesta del Fuego y el Agua llamada Escaldàrium, heredera de fiestas antiguas de la misma índole que se habían celebrado en Caldes. Creemos que nuestra Calderina encaja a la perfección en este marco cultural, sobre todo cuando la cerveza hace un viaje de apenas 17 kilómetros para llegar a su destino.

 

De cara a nuestra celebración y al Escaldàrium de 2019, hemos revisado nuestra receta para hacerla más fresca y bebible. Es un poco más clara de color que el original pero sin traicionar el objetivo inicial de casar agua, fuego y humo. Para poder llegar a este resultado, la proporción de agua de la Font del Lleó se ha reducido a 25% aunque hemos mantenido el componente de malta ahumada de la Calderina original.

 

La versión Escaldàrium de la Calderina se ha elaborado en colaboración con Cerveses La Pirata, en su fábrica de Súria. La Pirata es una de las cervecerías más importantes y con más proyección de Cataluña, ha sido la ganadora de la edición 2019 del Bareclona Beer Challenge y que, tal como ellos dicen, hacen cervezas incendiarias, artesanas y naturales; no se podría contar con un mejor aliado para reeditar La Calderina.

También hemos tenido el apoyo del Ayuntamiento de Caldes de Montbui, de Thermalia y de las entidades culturales encargadas de la organización de l’Escaldàrium.

Nueva etiqueta de La Calderina.
Nueva etiqueta de La Calderina.

¡Invitamos a todo el mundo el próximo sábado 13 de julio a disfrutar de esta espectacular fiesta del fuego y el agua y a probar la nueva Calderina versión Escaldàrium!