Art gastronòmic

Estrenamos esta sección con la opinión del prestigioso somellier Edgar Rodríguez del reconocido restaurante El Racó d´en Cesc de Barcelona que apuesta exitosamente por la cocina catalana de la mano del Xef Toni Romero y su equipo, con una amplia oferta de cerveza de calidad. Precisamente, el maridaje que realiza con cerveza lo convierte en referencia. http://www.elracodencesc.com

FRANCESKA

Cerveza de color dorado, ligeramente turbia, con una espuma blanca de persistencia media/alta. Aromas de lúpulos muy marcados, notas de fruta fresca como la manzana y la naranja y tropical como el mango. En boca es una cerveza que tiene una entrada muy refrescante, la acidez resalta con notas cítricas y una carbonación marcada. Al final de su paso por la boca encontramos una sensación sutilmente amarga y muy refrescante.

Maridaje: Ensalada de langostinos, mango, rúcula y aceite de pistachos

Para una cerveza de estas características, necesitamos un plato que contenga fruta y tropical para tener semejanza con la cerveza. El langostino nos da mineralidad y un sabor marino que refuerza la frescura de Franceska. Al mismo tiempo, el pistacho nos da notas de tueste y fruta seca que se parecen a los sabores más malteados de esta cerveza.

TOC D´ESPELTA

Cerveza turbia dorada con una espuma blanca y delicada. Toc d´espelta es una cerveza muy fragante, con notas de plátano, naranja, algún toque de menta y caramelo. En boca predomina una sensación de acidez y frescura que la hace muy vibrante. En su paso por el paladar nos cauteriza la sed y da paso a una sensación mineral que perdura durante unos minutos en boca. Al final del sorbo, queda un recuerdo dulce que se mantiene unos minutos.

Maridaje: Risoto de cebada con setas y trufa

Hemos escogido un plato cremoso y que nos aporte una película de grasa en boca para una cerveza que activará su carbonización al máximo nivel cuando encuentre estas grasas. De esta manera, reforzamos la sensación de frescura de Toc d´espelta. Al añadir trufa al maridaje, jugamos con el hecho de usar un elemento tan gastronómico acompañado de cerveza.

COURE

Cerveza de color cobre intenso, con una espuma de color blanco roto y persistencia muy alta. Coure es una cerveza extremadamente aromática, las infusiones de nuez moscada y Mirica Gale. No sólo le dan aroma de su mismo producto sino que evoluciona con notas balsámicas como la menta, el eucaliptus y la canela. En boca podemos detectar una cerveza golosa, dulce, con notas de caramelo y una sensación de calidez que aporta su alto grado alcohólico. Su paso por boca es amplio y con carácter, su sabor intenso y queda muy marcado en el paladar, acabando con una sensación levemente amarga que se mezcla con la dulzura que tan agradable la hace.

Maridaje: Bizcocho de especias, crema de regaliz y helado de chocolate, naranja y especias.

Coure es una cerveza que incita a ser acompañada de repostería. En este caso queremos un maridaje de similitud porque al probar el plato, se represente la cerveza en estado sólido. Las especias aportan calidez y la regaliz nos da el mismo recorrido en boca que la cerveza, fresco al inicio y amargo al final.